Jurista. Especialista en privacidad y protección de datos de carácter personal. 14 años de experiencia en el sector. Socio en la firma ePrivacidad y en el despacho de abogados 451.legal

“hola, visita mi web en www…com”

Todos sabemos que la controvertida Ley de Servicios de la Sociedad de la Información (LSSI) prohíbe el envío de spam (comunicaciones comerciales no solicitadas). Sin embargo ha pasado desapercibido que enviar un correo electrónico o mensaje SMS donde únicamente se invita a visitar una web NO es considerado comunicación comercial a efectos de esta ley y por tanto no supone infracción alguna. Otro sin sentido de la LSSI, que pone en bandeja de plata una nueva forma de spam-legal.

El Ministerio de Educación vulnerando la ley de protección de datos

Ministerio de Educación ha establecido un mecanismo para conocer la tramitación de las solicitudes de becas por Internet que no se ajusta a la normativa actual en materia de protección de datos, ni de publicidad de becas, ni a la Ley de acceso electrónico. El sistema permite acceder a información personal (excesiva en todos los casos) de cualquiera que haya solicitado una beca, conociendo tan solo su número de DNI y pudiéndonos remontar a becas de los años 70.

Poniéndoselo fácil a las estafas por SMS

La denuncia presentada por la recepción de un SMS de contenido comercial en el que se me incitaba a enviar un SMS a un número corto para conocer a una chica (CONOCER AL 7440) se archiva por falta de pruebas.
Mi número de teléfono móvil no aparece en las bases de datos de la empresa denunciada, a pesar de ser la titular y beneficiaria del número 7440. Así de fácil parece saltarse la ley, borrando uno mismo sus propias huellas para que no encuentren pruebas.

El número de teléfono móvil no es un dato personal

La Audiencia Nacional determina que si a través del número de teléfono móvil no se hace posible identificar al titular del mismo no nos encontramos ante un dato personal que deba ser protegido por la normativa de protección de datos personales.
Esta Sentencia ha servido para archivar la denuncia presentada contra el programa (ya extinto) Aquí hay tomate por publicar los teléfonos móviles de los telespectadores.
Ahora que me expliquen por qué la IP sí es un dato personal.

“Resulta imposible su lectura para cualquier ciudadano medio dado el tamaño de la letra y la velocidad con que aparece”

Con esas palabras califica la Agencia Española de Protección de Datos la información legal que debe aparecer en los anuncios de televisión de descargas de contenidos para tu móvil.
En concreto se refiere a algunos anuncios de la empresa Myalert (Blinko), donde los Inspectores tuvieron que visualizar fotograma a fotograma para reconstruir el mensaje.