Sobre el autor

Samuel Parra

Jurista. Experto en privacidad y protección de datos de carácter personal. 14 años de experiencia en el sector.

10 comentarios

  1. 1

    Carlos Fernández

    Buen artículo.

    Cuando hace unos meses me compré un nuevo portátil, tuve la experiencia que comentas.

    Gracias a que soy “un zorro viejo” en esto de las instalaciones por defecto, no caí en la tentación de hacer una instalación rápida.

    “Alucine”, de la cantidad de información que hubiera ido a empresas que ni siquiera conozco, si llego a pulsar la opción e instalación rápida (como lo haría, seguramente, la mayor parte de la gente).

    Añadido a esto, cuando fui a comprarlo, la tienda lo ofrecía “ya configurado”, con varias aplicaciones instaladas (por solo 20€ más). Cuando le dije al vendedor que lo quería sin instalar, para configurar yo lo que quisiera, me dijo de todo para convencerme, aunque no lo consiguió.

    Comento esto porque si, por comodidad, le hubiese hecho caso al vendedor, ni siquiera hubiera tenido opción de anular o marcar las opciones de la instalación.

    Lo triste es que si queremos decidir sobre nuestra privacidad, tengamos que ser expertos en instalaciones de sistemas operativos o de configuración de software de cualquier dispositivo (televisión, móvil, y pronto de coches).

    Aunque más triste es aún, que cuando explico esto a mis amigos y familiares, les importa muy poco…

    Un saludo.

    Responder
    1. 1.1

      Samuel Parra

      Gracias Carlos, esa última frase tuya es el problema de la sociedad actual, que les importa muy poco este tipo de cosas. Quieren hacer la instalación lo más rápido posible sin tener que configurar nada, y lo dejan todo por defecto. Y además tampoco tienen el más mínimo interés en intentar aprender un poco o investigar un poco en estas cuestiones… hablo en términos generales, desde luego que sí hay personas, no profesionales, que se preocupan.

      Responder
  2. 2

    Juan E. Dordio

    Clarificador analisis. Como siempre!
    Un saludo Samuel.

    Responder
    1. 2.1

      Samuel Parra

      Muchas gracias Juan 🙂 🙂 🙂

      Responder
  3. 3

    imma

    Samuel, has puesto blanco sobre negro y con gran claridad qué hacen con nuestros datos los de Microsoft, y también quiero apuntar que a nivel técnico windows es de lo peor. No me digáis que a nadie le ha pasado que vuestro ordenador se pone a actualizar, cuando le da la gana y en el peor momento ¡¡durante no sé cuantas horas!!
    Un saludo.

    Responder
  4. 4

    Pedro Rodríguez López de Lemus

    Estimado Samuel:

    Buena llamada de atención, totalmente de acuerdo.

    No obstante, te hago un comentario sobre un posible error, que aunque nimio, me genera la impresión de ver a todo el mundo en dirección prohibida por una carretera, y a lo mejor soy yo el que está equivocado (y soy quien va en dirección prohibida), y no el resto.

    Comienzas tu estupendo artículo indicando que el RGPD se encuentra en vigor desde el 25 de mayo de 2016. Del mismo modo, la AEPD indica en su sitio web que “el 25 de mayo de 2016 entró en vigor el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD)…” (http://www.agpd.es/portalwebAGPD/temas/reglamento/index-ides-idphp.php).

    Sin embargo, creo que este Reglamento entró en vigor el 24 de mayo de 2016.

    El 4 de mayo de 2016 se publicó este Reglamento en el Diario Oficial de la Unión Europea, y según establece su artículo 99, sobre entrada en vigor y aplicación, “el presente Reglamento entrará en vigor a los veinte días de su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea”. Es decir, a los veinte días del 4 de mayo, por tanto, el 24 de mayo de 2016, no el 25. Cosa distinta, es que “será aplicable a partir del 25 de mayo de 2018”, es decir, al día siguiente de haber pasado dos años desde su entrada en vigor.

    Hago aquí la suma para que no quede duda: al día siguiente del día de su publicación (el 4 de mayo de 2016) es el 5 de mayo, a los dos días siguientes es el 6 de mayo, a los tres días siguientes es el 7 de mayo, a los cuatro días siguientes es el 8 de mayo, a los cinco días siguientes es el 9 de mayo, a los seis días siguientes es el 10 de mayo, a los siete días siguientes es el 11 de mayo, a los ocho días siguientes es el 12 de mayo, a los nueve días siguientes es el 13 de mayo, a los diez días siguientes es el 14 de mayo, a los once días siguientes es el 15 de mayo, a los doce días siguientes es el 16 de mayo, a los trece días siguientes es el 17 de mayo, a los catorce días siguientes es el 18 de mayo, a los quince días siguientes es el 19 de mayo, a los dieciséis días siguientes es el 20 de mayo, a los diecisiete días siguientes es el 21 de mayo, a los dieciocho días siguientes es el 22 de mayo, a los diecinueve días siguientes es el 23 de mayo, y a los veinte días siguientes es el 24 de mayo.

    No obstante, es posible que yo haya cometido algún error de apreciación (y sea yo quien va en dirección prohibida), por lo que desde ya te ruego que me disculpes.

    Un saludo cordial

    Responder
    1. 4.1

      Samuel Parra

      Buenas Pedro.

      ¡Pues tienes razón! Nunca me había parado a verificar la fecha de entrada en vigor que precisamente la cogí de la fuente que consideraba fiable (la AEPD).

      Voy a rectificar el post entonces.

      Responder
      1. 4.1.1

        Kite

        Buenos días,

        No hay tal error. El RGPD entró en vigor el 25 de mayo de 2016. La frase “20 días de…” su publicación, debe entenderse “desde”, y se computa a partir del día siguiente.

        Aquí tenemos información sobre el plazo de 20 días:

        http://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/?uri=URISERV%3Al14522

        Más al respecto:

        Nota de prensa del Parlamento Europeo:

        http://www.europarl.europa.eu/news/es/news-room/20160407IPR21776/reforma-de-la-protecci%C3%B3n-de-datos-%E2%80%93-nuevas-reglas-adaptadas-a-la-era-digital

        Otra cuestión más: los dos años hasta que sea plenamente efectivo, son dos años, no dos años y un día.

        Responder
        1. 4.1.1.1

          Samuel Parra

          Hola Kite. 20 días después de su publicación es el 24 de mayo de 2016, si cuentas 20 días desde el día siguiente a su publicación (5 de mayo) el día 20 es el 24 de mayo.

          En los 2 enlaces que pones no se dice nada sobre la fecha de entrada en vigor, pero en la web del Consejo Europeo sí te dice expresamente que entró en vigor el 24 e mayo: http://www.consilium.europa.eu/es/policies/data-protection-reform/data-protection-regulation/ 🙂

          Responder
  5. 5

    Roberto Sáenz Abogados

    Añadid a lo ya indicado en el post que, cuando activas windows 10, por defecto te redirige a configurar una cuenta de usuario asociado a una identidad online tipo LDAP lo que hace que microsoft gestione grupos, ID de usuario y contraseñas a nivel de empresa, en lugar de gestionarlos en cada sistema individual. En mi caso concreto, al usar este tipo de identificación e instalas windows 10 en varios equipos, al usar un usuario LDAP me importó hasrta el fondo de escritorio.

    Al igual que en le caso de la selección de preferencias, puedes optar también por el clásico usuario y contraseña de toda la vida pero está muy escondido.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *