En primera persona

El número de teléfono móvil no es un dato personal

La Audiencia Nacional determina que si a través del número de teléfono móvil no se hace posible identificar al titular del mismo no nos encontramos ante un dato personal que deba ser protegido por la normativa de protección de datos personales.
Esta Sentencia ha servido para archivar la denuncia presentada contra el programa (ya extinto) Aquí hay tomate por publicar los teléfonos móviles de los telespectadores.
Ahora que me expliquen por qué la IP sí es un dato personal.

El 5 de diciembre de 2007 publiqúé un artículo en la que se ponían de manifiesto la posible responsabilidad del entonces aún en parrilla programa Aquí hay tomate, ya que en uno de sus programas publicaron una docena de números de teléfono móvil de algunos telespectadores que participaban en sus concursos.
Podéis ver el momento en este video (sobre el minuto 7).

Estos hechos los puse en conocimiento de la Agencia Española de Protección de Datos (en adelante AEPD), y hace unos días me llegó la Resolución de archivo de actuaciones basándose en una reciente sentencia de la Audiencia Nacional en la que determina que si el número de teléfono móvil no va a acompañado de algún dato más que permita identificar al titular del mismo, no nos encontramos ante un dato personal digno de protección.

Veamos todo el expediente

Las casillas marcadas por defecto no son legales

Con la entrada en vigor del Reglamento de Protección de Datos no está permitido obtener el consentimiento para el tratamiento de datos personales mediante casillas ya marcadas.

No se puede decir que el Real Decreto 1720/2007 tenga un espíritu protector para el usuario o consumidor en lo que se refiere a la forma de obtener su consentimiento para el tratamiento de datos personales, sin embargo, el artículo 15 prohíbe expresamente una práctica habitual consistente en dejar marcada la casilla del “Sí quiero”… recibir publicidad… llamadas promocionales… ceder mis datos a quien te apetezca, etc. Lo cual, unido a que este tipo de cláusulas suelen estar escritas a letra 4 y a pie de página, son una forma excelente de obtener consentimientos.

Sin embargo, a día de hoy, todavía existen empresas que no se han enterado de esta prohibición legal; y es gracias a un caso real por lo que me he animado a comentar esta “novedad” legislativa.

Sigue leyendo para ver el caso práctico.

Tu foto puede salir publicada en ciertos periódicos sin tu consentimiento

Echemos un vistazo a esta imagen que he subido. Corresponde a la página 54 del diario La Verdad de Murcia de 1 de agosto de 2008.
Desde hace muchos meses, este periódico (y me consta que algunos otros) tienen una sección a la que suelen dedicar 1 o 2 páginas completas para publicar fotografías que los lectores pueden enviar y que serán publicadas junto con un breve texto de forma gratuita.

Como se puede observar en la imagen, simplemente hay que enviar la fotografía por email o correo ordinario, indicar nombre, apellidos, teléfono y mensaje a publicar. Da igual si realmente el que envía la foto tiene alguna relación o no con el fotografiado, el periódico no lo va a comprobar.

Como os podéis imaginar, esto no se ajusta mucho a la legalidad, y en concreto, no respeta en absoluto la Ley Orgánica de Protección de Datos, la Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, de Protección Civil del Derecho al Honor, a la Intimidad Personal y Familiar y a la Propia Imagen y la Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de Protección Jurídica del Menor.

En lo que toca ahora, vamos a centrarnos sobre todo en la primera de ellas, la LOPD.

Las multas de la ORA en la calle

Zona AzulPor el título de este artículo podría pensarse que vamos a comentar una nueva sanción por encontrar documentación privada o confidencial en la vía pública, sin embargo no es el caso.

Con este artículo pretendo poner de relieve un hecho que hasta ahora parece haber pasado desapercibido por las autoridades de Protección de Datos nacionales y por las propias Administraciones locales.

La inspiración para escribir este artículo me vino al encontrarme en la calle una multa (boletín de denuncia) de un vehículo por estacionar en una zona reservada a residentes con distintivo (zona naranja en Murcia), pero naturalmente es también aplicable a las multas de la zona azul o zona verde.

Como todos sabemos, existen algunas zonas en las calles donde para poder estacionar el vehículo debemos sacar un ticket (previo pago de su importe) el cual nos permite dejar el coche allí por un tiempo limitado. De no hacerlo, o de sobrepasar el tiempo establecido en el ticket, nos arriesgamos a que nos imponga la correspondiente multa.

Ahora bien, bajo mi punto de vista, existe un problema de protección de datos en relación a la forma que tienen, en un primer momento, de comunicarnos estas multas: dejando un papelito en el limpia parabrisas del vehículo. ¿Por qué entiendo que estamos ante una infracción de la normativa de protección de datos? ¿Acaso en ese papel hay algún dato personal? ¿Qué artículo podría estar vulnerándose de la Ley Orgánica de Protección de Datos?.