Sobre el autor

Samuel Parra

Experto en privacidad y protección de datos de carácter personal. 14 años de experiencia en el sector.

Artículos Relacionados

3 comentarios

  1. 3

    Anonimo

    pamplinas dijo:

    !Huy, qué tremendo, fíjate tú! !Así todo el mundo pudo saber quien tenía neumonía, a quién habian operado de almorranas, a quien le quitaron una verruga, quien tuvo una angina de pecho, quién tuvo un esguince! !Anda, qué información tan interesante y confidencial! !Menudo morbazo! (Creo que se me capta la intención irónica…tontitos.)

    ¿Y a quien se le diagnosticó gonorrea, o sífilis, a quien se le practico un aborto, a quien se le hizo una vasectomía, un “pitotomia”, etc.?
    Hay que ser mas imaginativo, tontito, que parece que solo da morbo el sexo. Si te extirpasen medio colon y te tuviesen que poner ano artificial ¿te daría mucho gusto que tu historia clinica fuese de mano en mano?
    Ponte siempre en la piel del afectado, que desde la barrera siempre ha sido muy fácil torear.

    Responder
  2. 2

    pamplinas

    !Huy, qué tremendo, fíjate tú! !Así todo el mundo pudo saber quien tenía neumonía, a quién habian operado de almorranas, a quien le quitaron una verruga, quien tuvo una angina de pecho, quién tuvo un esguince! !Anda, qué información tan interesante y confidencial! !Menudo morbazo! (Creo que se me capta la intención irónica…tontitos.)

    Responder
  3. 1

    JC

    Efectivamente… dejar impune un caso como este, iría contra la Justicia… pero no hacerlo, va contra la seguridad jurídica y el principio de tipicidad.

    Es más, me consta que en otras ocasiones (supermercados S.R., hospitales, …) sí se archivó el procedimiento precisamente por que no existía norma que estableciese medidas de seguridad para ficheros en formato papel.

    De todas formas, clama al cielo que no se hayan tomado unas medidas de seguridad mínimas, y más siendo un hospital… pero como es administración pública y no hay sanciones económicas… nunca pasa nada.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

© 2015 - Samuel Parra -