Sobre el autor

Samuel Parra

Jurista. Experto en privacidad y protección de datos de carácter personal. 14 años de experiencia en el sector.

4 comentarios

  1. 1

    Sergio Costas

    Pregunta: ¿si pulsaba en “Lee” aparecía también la casilla? Porque si lo he entendido bien, no es el caso, con lo que sería confuso y engañoso: puedes creer que lo has leído todo, pero quedaba la otra parte.

    Responder
  2. 2

    Marina Brocca

    A mi no obstante me sigue pareciendo al “curioso” el argumento de la Agenda, en cualquier caso, de cara GDPR, ese consentimiento, a mi entender, dejaría estar legitimado ya que el responsable, para poder acreditar el consentimiento, tendrá que cumplir los requisitos exigidos por el nuevo reglamento que impiden justamente los consentimientos por defecto o las casillas premarcadas. Da igual cuando o como haya sido obtenido, por tanto, WhatsApp debería haber empezado ya a legitimar esos consentimientos si quiere cumplir con el GDPR.

    Responder
  3. 3

    Luis Revuelto

    Ole tú Samuel! Admirado que te tuvieras el valor de denunciarlo ante la AEPD, yo tengo la sensación de que las grandes compañías siempre nos la juegan en los términos legales que pactamos con ellos, porque nunca los leemos. Si hubiera más denuncias los usuarios estaríamos más protegidos. Pero claro, el problema de la ley es que se presta a interpretaciones y aquí la AEPD estimó que el contrato ya estaba formalizado. Yo estoy de acuerdo contigo en que debería obtener el consentimiento explícito de los usuarios de manera inequívoca 🙁

    Responder
    1. 3.1

      Samuel Parra

      Buena, la cosa es que ahora las autoridades europeas en materia de protección de datos han dicho que esa forma de recabar el consentimiento no es válida: https://t.co/hfUIvIVr3p

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *