La Policía revela “sin querer” la identidad del detenido por grabar a niñas desnudas

Recientemente hemos podido leer en diversos medios de comunicación la detención de un señor de Gijón por estar grabando a unas niñas mientras se duchaban desnudas en una playa. La noticia acompañaba, como siempre, cierta información “anónima” del detenido: edad, vecindad, nombre completo + iniciales de los apellidos; sin embargo, la unión de todos esos datos puede conllevar la identificación precisa del susodicho, como así ha sido en este caso.

Las llamadas automáticas ilegales del PSOE

El PSOE está realizando llamadas automáticas a centenares de ciudadanos para invitarles a los mítines que se realizarán en diversas ciudades de nuestra geografía. Esto no tendría mayor relevancia sino es porque estas llamadas se están realizando SIN intervención humana, es decir, el ciudadano recibe una llamada desde el número 915820607 donde una máquina te saluda y a continuación te suelta la propaganda electoral de turno: esto vulnera la Ley General de Telecomunicaciones. La multa podría llegar hasta los 30.000 euros POR AFECTADO.

Poniéndoselo fácil a las estafas por SMS

La denuncia presentada por la recepción de un SMS de contenido comercial en el que se me incitaba a enviar un SMS a un número corto para conocer a una chica (CONOCER AL 7440) se archiva por falta de pruebas.
Mi número de teléfono móvil no aparece en las bases de datos de la empresa denunciada, a pesar de ser la titular y beneficiaria del número 7440. Así de fácil parece saltarse la ley, borrando uno mismo sus propias huellas para que no encuentren pruebas.

El número de teléfono móvil no es un dato personal

La Audiencia Nacional determina que si a través del número de teléfono móvil no se hace posible identificar al titular del mismo no nos encontramos ante un dato personal que deba ser protegido por la normativa de protección de datos personales.
Esta Sentencia ha servido para archivar la denuncia presentada contra el programa (ya extinto) Aquí hay tomate por publicar los teléfonos móviles de los telespectadores.
Ahora que me expliquen por qué la IP sí es un dato personal.