multa

Espiar a tu vecina desde la terraza puede salirte caro

Instaló cámaras ocultas en las macetas.

Una de ellas enfocaba directamente al balcón de una vecina, la que denunció los hechos a la Agencia Española de Protección de Datos.

A este vecino de Canarias le ha costado 600 euros instalar diversas video-cámaras en su terraza, varias de ellas dentro de macetas con un orificio para la captación de imágenes.
Ya hemos hablado en otras ocasiones que la propia imagen se considera un dato de carácter personal y por tanto se encuentra protegida por la Ley Orgánica de Protección de Datos.

En este caso además podemos apreciar que la instalación de algunas de esas cámaras no perseguía la finalidad de vigilancia (la propia al menos), ya que su campo de visión era el balcón de una vecina del sancionado. Sin embargo la Resolución de la AEPD, a mi juicio, vuelve a imponer una sanción sin las suficientes pruebas y basándose únicamente en indicios, ¿o es que acaso para declarar que has realizado un tratamiento de datos personales sin consentimiento es indiferente si has tratado o no datos personales?

Suscripción a una lista de distribución sin tu consentimiento

¿Qué consecuencias legales tiene el que te suscriban a una lista de distribución sin tu consentimiento?. ¿Quién no ha gastado alguna vez la broma de dar de alta la dirección de correo electrónico de un amigo en ciertas listas de correo?

En ocasiones pensamos que determinadas acciones no son punibles porque no están tipificadas en ninguna ley como infracción o delito. Ciertamente podríamos pensar que dar de alta un correo electrónico en una de estas listas no puede ser sancionado porque ¿dónde se prohíbe? Y en el peor de los casos ¿cómo me van a pillar?.

Quizá estas mismas preguntas se las hizo el que dio de alta una dirección de email en varias listas de distribución y ahora lo han multado con 60.000 euros (ojo, sesenta mil euros, no sesenta “coma” cero).

Primera sanción por no disponer de usuario y contraseña

Existe un gran desconocimiento respecto a las medidas de seguridad que un fichero con datos de carácter personal debe disponer, y aquí me estoy refiriendo a las medidas de seguridad que el ordenamiento jurídico impone (no a las voluntarias o recomendables)
Pocas son las empresas que las cumplen, y si hablamos de profesionales individuales, creo que el grado de cumplimiento tiende a 0.

Si a este desconocimiento de la legislación le sumamos la poca concienciación que existe en el ámbito empresarial de entender que el activo más valioso para cualquier profesional son los datos de sus clientes, nos encontramos con que la mayoría de los sistemas de información no cumplen unos requisitos mínimos de seguridad, como la del caso que vamos a examinar en relación a la existencia de un mecanismo de identificación y autentificación, o lo que es lo mismo, de usuario y contraseña (normalmente).

Porque en efecto, tanto la regulación actual como la anterior, imponen la obligación de que para acceder al fichero con datos de carácter personal exista un mecanismo de estas características.

En este caso el sancionado ha sido un abogado, por denuncia de un particular; para seguir leyendo haz click en

Las multas de la ORA en la calle

Zona AzulPor el título de este artículo podría pensarse que vamos a comentar una nueva sanción por encontrar documentación privada o confidencial en la vía pública, sin embargo no es el caso.

Con este artículo pretendo poner de relieve un hecho que hasta ahora parece haber pasado desapercibido por las autoridades de Protección de Datos nacionales y por las propias Administraciones locales.

La inspiración para escribir este artículo me vino al encontrarme en la calle una multa (boletín de denuncia) de un vehículo por estacionar en una zona reservada a residentes con distintivo (zona naranja en Murcia), pero naturalmente es también aplicable a las multas de la zona azul o zona verde.

Como todos sabemos, existen algunas zonas en las calles donde para poder estacionar el vehículo debemos sacar un ticket (previo pago de su importe) el cual nos permite dejar el coche allí por un tiempo limitado. De no hacerlo, o de sobrepasar el tiempo establecido en el ticket, nos arriesgamos a que nos imponga la correspondiente multa.

Ahora bien, bajo mi punto de vista, existe un problema de protección de datos en relación a la forma que tienen, en un primer momento, de comunicarnos estas multas: dejando un papelito en el limpia parabrisas del vehículo. ¿Por qué entiendo que estamos ante una infracción de la normativa de protección de datos? ¿Acaso en ese papel hay algún dato personal? ¿Qué artículo podría estar vulnerándose de la Ley Orgánica de Protección de Datos?.